Despide Donald Trump a la Fiscal General en funciones, Sally Yates

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump despidió a la fiscal general Sally Yates después de que ella ordenara a los abogados del Departamento de Justicia que dejaran de defender la orden ejecutiva firmada por Trump la cual prohibe la entrada a Estados Unidos de personas provenientes de países de mayoría musulmana.

“La Procuradora General en funciones, Sally Yates, ha traicionado al Departamento de Justicia al negarse a hacer cumplir una orden legal concebida para proteger a los ciudadanos de los Estados Unidos”, dijo la Casa Blanca en un comunicado el lunes por la noche. “Esta orden fue aprobada en cuanto a forma y legalidad por la Oficina de Asesoría Jurídica del Departamento de Justicia”.

La Casa Blanca manifestó que el Presidente Trump “relevó a la Sra. Yates de sus deberes” y nombró en su lugar a Dana Boente, Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia, como Procurador General en funciones. La Casa Blanca dijo que el Sr. Boente serviría “hasta que el Senador Jeff Sessions sea finalmente confirmado por el Senado, quien está siendo injustamente detenido por senadores demócratas debido a razones estrictamente políticas”.

“Me siento honrado en servir al Presidente Trump en este papel hasta que el Senador Sessions sea confirmado”, dijo Boente en el comunicado. “Yo defenderé y haré cumplir las leyes de nuestro país para asegurar que nuestro pueblo y nuestra nación estén protegidos”.

Boente fue juramentado alrededor de las 9 p.m. el lunes, dijo el portavoz de la Casa Blanca Michael Short. Luego instruyó al Departamento de Justicia a que defendiera la orden ejecutiva de Trump sobre la inmigración y los refugiados.

Los periodistas y los fotógrafos de noticias no fueron invitados a presenciar la ceremonia de juramentación.

El anuncio sobre el despido de Yates y el nuevo procurador general en funciones, se produjo poco después de que Yates, una funcionaria de carrera y nombrada por Obama, expresó que no estaba “convencida” de que la orden de inmigración de Trump fuese “legal” y que el Departamento de Justicia no la defendería en corte “hasta tanto me convenza de que es apropiado hacerlo”.

La orden ejecutiva que prohíbe a los recién llegados y a los refugiados de siete países de mayoría musulmana, ya había sido impugnada en los tribunales varias veces y ha provocado protestas generalizadas en las principales ciudades. El sábado, sin embargo, el Departamento de Justicia defendió la orden ante un tribunal de Brooklyn. La decisión de Yates el lunes significó una gran preocupación por parte del departamento.

Antes de que la Casa Blanca publicara la declaración sobre Yates, el Presidente Trump criticó a los medios de comunicación social.

Los demócratas están retrasando mis elecciones por razones puramente políticas. No tienen nada que hacer sino obstruir. Ahora tienen un Obama A.G.
– Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 31 de enero de 2017

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, de Nueva York, emitió un comunicado el lunes por la noche diciendo que el despido de Yates “subraya lo importante que es tener un Fiscal General que se oponga a la Casa Blanca cuando esta viola la ley. Muchas personas tienen dudas sobre si Jeff Sessions puede ser esa persona, y que el Senado y el pueblo estadounidense deberían saber exactamente cuan independiente planea desempeñarse antes de votar por él.

“El Fiscal General debe ser leal y jurar fidelidad a la ley, no a la Casa Blanca. El hecho de que esta administración no lo entienda es escalofriante”, dijo Schumer.

En el piso del Senado, comentó: “Ella fue despedida porque ella no promulgaría, perseguiría la orden ejecutiva en la creencia de que era ilegal, quizás inconstitucional. Era un perfil de coraje.

El presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara, el representante John Conyers, de Michigan, dijo en un comunicado: “El presidente Trump ha iniciado un curso de conducta que es Nixoniano en su diseño y ejecución y amenaza la tan aplaudida independencia del Departamento de Justicia.”

El abogado de la Casa Blanca de Nixon, John Dean twiteó su reacción:

Nunca he leído una declaración de la Casa Blanca tan desagradable como el ataque de Trump a Sally Yates. Nueva bajeza. Https://t.co/mk52ug1xhs vía @BostonGlobe
– John Dean (@JohnWDean) 31 de enero de 2017

El Senador republicano, Ted Cruz, de Texas, defendió la decisión de Trump diciendo en un comunicado que Yates “se une ahora a la ignominiosa sucesión desde Eric Holder a Loretta Lynch, son Procuradores Generales que ponen los intereses partidistas por encima de la fidelidad a la ley”.

El Comité Judicial del Senado está programado para reunirse el martes por la mañana para votar el nombramiento del senador de Alabama para el cargo de fiscal general. La votación se retrasó una semana durante la reunión del comité del pasado martes cuando los demócratas del Senado pidieron más tiempo para considerar la nominación, lo cual está permitido por las reglas del comité.

Comentarios

Author: DiarioAmerica.com